Esguince de rodilla: causas y gravedad de la lesión

Tabla de contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

    Un esguince de rodilla es un desgarro o estiramiento de uno o varios de los ligamentos de la rodilla. Se trata de estructuras fuertes en forma de banda que conectan los huesos entre sí y ayudan a estabilizar la articulación. Un esguince de rodilla puede producirse durante actividades deportivas, pero también puede ocurrir como resultado de actividades cotidianas como subir escaleras o levantarse de la cama demasiado rápido. Los esguinces de rodilla suelen producirse cuando alguien aterriza de forma torpe después de saltar o girar demasiado rápido.

    Causas del esguince de rodilla

    El esguince de rodilla puede ser causado por una torsión o flexión repentina de la rodilla. La rodilla es una articulación formada por cuatro ligamentos, que conectan el fémur (hueso del muslo) con la tibia (hueso de la espinilla).

    Si has sufrido un esguince o una distensión, notarás que hay hinchazón y dolor en la pierna. La mayoría de los esguinces se resuelven por sí solos sin ningún tratamiento, pero si no mejoran al cabo de dos o tres semanas, debes acudir a tu médico para que te aconseje

    La postura y la alineación de las caderas, las rodillas y los pies pueden afectar al riesgo de sufrir un esguince de rodilla.

    El riesgo de sufrir un esguince de rodilla aumenta si se adopta una mala postura o se utiliza un calzado inadecuado. Una mala alineación de las caderas, las rodillas y los pies puede aumentar el riesgo de lesión. El riesgo de sufrir un esguince de rodilla puede reducirse utilizando un calzado adecuado, que incluya la absorción de impactos y sea apropiado para el tipo de pie y el nivel de actividad deportiva.

    El sobre entrenamiento puede provocar un esguince de rodilla.

    Utilizar demasiado la rodilla puede provocar una lesión por sobreuso.

    Las lesiones por uso excesivo son comunes en los atletas que realizan movimientos repetitivos como correr y saltar, especialmente cuando aumentan la intensidad o la duración de estos ejercicios. Las lesiones por uso excesivo pueden evitarse calentando antes del ejercicio, descansando después de la lesión y reduciendo la intensidad de los entrenamientos. Algunos ejemplos de lesiones por uso excesivo son los dolores de espinilla (espinillas), la rodilla de corredor (rodillas) y el codo de tenista (codos).

    El daño de los ligamentos es una causa común de los esguinces de rodilla.

    Los daños en los ligamentos son una causa común de los esguinces de rodilla. Los ligamentos son bandas de tejido resistentes que conectan los huesos entre sí y les proporcionan apoyo. Pueden estirarse o desgarrarse, provocando dolor e inflamación en la zona donde están conectados al hueso (la articulación). Si tienes un esguince doloroso, es posible que tu médico te ponga muletas durante unos días para que no pongas peso en la rodilla lesionada hasta que se cure.

    La gravedad de un esguince de rodilla

    La gravedad de un esguince de rodilla puede determinarse identificando el número de ligamentos que se han roto o estirado. Hay cuatro tipos principales de ligamentos en la rodilla, y cada uno es importante para estabilizar la articulación:

    • Ligamento cruzado anterior (LCA)
    • Ligamento cruzado posterior (LCP)
    • Ligamento colateral medial (LCM)
    • Ligamento colateral lateral (LCL).

    La gravedad de un esguince de rodilla depende de cuántos ligamentos se hayan roto o estirado.

    La gravedad de un esguince de rodilla depende del número de ligamentos que se hayan roto o estirado. La gravedad de la lesión depende del número de ligamentos que se hayan desgarrado o estirado. Si quiere saber más sobre el problema, considere la posibilidad de hablar con su médico.

    Esguince de rodilla de grado 1. Un esguince de grado 1 es una lesión leve en la que el ligamento se estira, pero no se rompe.

    Los esguinces de rodilla de grado 1 son habituales en corredores y jugadores de baloncesto. Suelen producirse cuando se tuerce la rodilla de forma torpe o cuando un cambio repentino de dirección hace que el cuerpo caiga hacia el lado del pie plantado.

    La gravedad de un esguince de grado 1 depende de cuánto se haya estirado el ligamento y de si se ha roto. Si sólo se han desgarrado algunas fibras, se trata de un desgarro parcial; si no hay signos de desgarro, se trata de un desgarro incompleto (es posible que se produzcan ambos tipos de lesiones de grado 1 a la vez).

    En la mayoría de los casos, las personas con esguinces de grado 1 se recuperarán en unas pocas semanas después de dejar de hacer ejercicio y empezar a aplicar hielo y compresión en la zona o zonas lesionadas. El tiempo de recuperación variará en función de la gravedad de la lesión -y de si existen otras afecciones médicas que requieran atención especial-, pero la mayoría de los pacientes se recuperan completamente en seis semanas.

     

    Esguince de rodilla de grado 2. Un esguince de grado 2 es cuando el ligamento está parcialmente desgarrado o estirado. Se sentirá ligeramente menos estable en la articulación.

    Un esguince de rodilla de grado 2 se produce cuando el ligamento se ha roto o estirado parcialmente. Se sentirá ligeramente menos estable en la articulación y puede ser más doloroso que un esguince de grado 1.

    Este tipo de lesión es más común que un esguince de grado 3, pero menos común que un esguince de grado 1. Sin embargo, es importante recordar que hay muchos factores que determinan la gravedad de la lesión, incluidos los antecedentes de lesiones anteriores y otros problemas de salud que puedas tener (como la artritis).

    Esguince de rodilla de grado 3. Un desgarro de grado 3 es una rotura completa del ligamento. Este tipo de desgarro es muy doloroso y puede sentirse flojo o inestable. Es probable que la articulación no pueda soportar ningún peso.

    El grado 3 es el tipo más grave de esguince de rodilla. Un desgarro de grado 3 es una rotura completa del ligamento, lo que provoca un dolor intenso e hinchazón. La articulación puede estar inestable o floja, y es posible que no pueda soportar ningún peso.

    Este tipo de lesión es más común que un esguince de grado 3, pero menos común que un esguince de grado 1. Sin embargo, es importante recordar que hay muchos factores que determinan la gravedad de la lesión, incluidos los antecedentes de lesiones anteriores y otros problemas de salud que puedas tener (como la artritis).

    Los esguinces de rodilla suelen producirse durante la práctica de deportes en los que se realizan movimientos rápidos, como el baloncesto o el fútbol. Si el dolor no mejora con el reposo, es posible que haya que operar para reparar los ligamentos dañados.

    La causa exacta del esguince de rodilla suele ser desconocida. Sin embargo, se cree que:

    • Suelen ser causados por un movimiento repentino de torsión de la pierna o de la articulación del tobillo cuando las articulaciones del pie y del tobillo están en una posición inestable. Esto puede ocurrir durante las actividades deportivas, lo que provoca daños en algunos de los ligamentos que sostienen la articulación de la rodilla.
    • Los tipos más comunes de esguinces de rodilla incluyen roturas del ligamento colateral medial (LCM), lesiones del ligamento cruzado posterior (LCP) y lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA).

    Los síntomas de los esguinces de rodilla son el dolor, la hinchazón y la sensibilidad alrededor de la zona afectada; la dificultad para caminar o moverse sin sentir una molestia importante; la incapacidad para enderezar o doblar completamente la rodilla lesionada; la sensación de que se va a colapsar debido a la debilidad después de estar de pie durante largos períodos de tiempo.

     

    Conclusión

    La mejor manera de prevenir un esguince de rodilla es evitar los deportes de alto impacto y llevar el equipo adecuado cuando los practiques. Si has sufrido una lesión de rodilla, es importante que la revise tu médico. La gravedad de la lesión determinará el tiempo de recuperación. Por ejemplo, un esguince de grado 1 puede durar sólo dos semanas, mientras que un desgarro de grado 3 puede requerir varios meses o incluso años antes de volver a estar a pleno rendimiento.

    Este tipo de lesión es más común que un esguince de grado 3, pero menos común que un esguince de grado 1. Sin embargo, es importante recordar que hay muchos factores que determinan la gravedad de la lesión, incluidos los antecedentes de lesiones anteriores y otros problemas de salud que puedas tener (como la artritis).

    Que te ha parecido este artículo

    ¿Te ha parecido interesante? Compártelo en tus redes sociales.

    Suscríbete a nuestra newsletter

    Si quieres estar al día de nuestros seguros y recibir ofertas increibles.
    Scroll al inicio
    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
    Privacidad
    Abrir chat
    ¿Necesitas ayuda?
    Hola👋
    ¿En que puedo ayudarte?